El Alcohol etílico, componentes, usos y aplicaciones

alcoho etilico - bioetanol - etanol para estufas

El compuesto químico Etanol, conocido como alcohol etílico o alcohol de grano, es un alcohol que en condiciones normales de presión y temperatura se presenta como un líquido incoloro e inflamable, que a temperatura y presión ambientes, es un líquido incoloro y volátil que está presente en diversas bebidas fermentadas. El alcohol etílico es un líquido transparente con olor característico. Su fórmula química es H3C-CH2-OH, además, es una materia prima importante para síntesis. Debido a que puede disolverse fácilmente en el agua y otros compuestos orgánicos, el etanol también es un ingrediente de una variedad de productos, desde productos de cuidado personal, cosméticos y belleza, hasta pinturas, barnices y combustibles. El alcohol etílico es la sustancia psicoactiva de uso más extendido y generalizado en el mundo.  El etanol es una sustancia que se puede administrar de diversas formas y absorber por múltiples vías.

Presenta activación con algunos solventes y derivados de celulosa y forma azeótropos binarios y ternarios con el agua y los principales acetatos facilitando procesos de impresión y pintado. También es de gran aplicación en la industria por su bajo contenido de humedad y se utiliza como materia prima en procesos de síntesis orgánica e industria química. El alcohol etílico a partir de 70 grados ya es un antiséptico excelente. Para conseguir una buena acción desinfectante de este, lo tenemos que dejar actuar unos 2 minutos. Su poder bactericida es muy elevado, el alcohol de 70º elimina un 90% de las bacterias.

El etanol puede producirse de dos formas. La mayor parte de la producción mundial se obtiene del procesamiento de materia de origen renovable; en particular, ciertas plantas con azúcares. El etanol así producido se conoce como bio etanol, es un combustible que puede producirse a partir de un gran número de plantas, con una variación, según el producto agrícola, del rendimiento entre el combustible consumido y el generado en dicho proceso.

Este etanol, conocido como bioetanol, está sujeto a una fuerte polémica: para unos se perfila como un recurso energético potencialmente sostenible que puede ofrecer ventajas medioambientales y económicas a largo plazo en contraposición a los combustibles fósiles, mientras que para otros es el responsable de grandes deforestaciones y del aumento del precio de los alimentos, al suplantar selvas y terrenos agrícolas para su producción.

Teniendo el Bio-etanol la misma característica y composición química que el Etanol, con su única diferencia, radica en su proceso de producción.

Solo tenemos que tomar un par de precauciones para el correcto uso y conservación del alcohol en nuestra casa, siempre tiene que estar en un lugar seco y fuera del alcance de los niños. El alcohol es inflamable, por eso tiene que estar alejado de fuentes de calor.

A pesar de su alto poder desinfectante, el alcohol no lo podemos usar en cualquier herida, hay que tener en cuenta que es irritante, así que para desinfectar heridas abiertas no se debe usar.

Usos, beneficios y aplicaciones del alcohol etílico

Además de usarse con fines culinarios, el etanol se utiliza ampliamente en muchos sectores industriales y en el sector farmacéutico, como excipiente de algunos medicamentos y cosméticos. Es un buen disolvente, y puede utilizarse como anticongelante. También es un desinfectante.

Su mayor potencial bactericida se obtiene a una concentración de aproximadamente el 70 %, ya que se reduce la tensión superficial de la célula bacteriana, facilitando el proceso de desnaturalización proteica.

Para su uso como antiséptico tópico se suele mezclar con aditivos como él alcanfor o cloruro de benzalconio a fin de evitar su ingestión y por tal motivo se expende como alcohol etílico desnaturalizado. Cabe destacar que también con este mismo fin se emplea el alcohol isopropílico, el cual no es potable.

El Etanol y productos en el cuidado personal

Por sus grandes usos el Etanol es un ingrediente común en muchos cosméticos y productos de belleza, actúa como astringente para limpiar la piel, como conservador en lociones y para asegurar que no se separen los ingredientes de una loción; de esta misma manera también está presente en los aerosoles y lacas para el cabello, para que el producto se adhiera de manera fija al cabello.

Uno de los efectos positivo del Etanol se centra en matar microorganismo como las bacterias, los hongos y los virus, es un ingrediente común en muchos desinfectantes para nuestro cuerpo. En los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), recomiendan el uso del Etanol para desinfectar para manos o cualquier otra parte cuando no hay agua y jabón disponibles.

El Etanol y la Toxicología

El etanol actúa sobre los receptores ácido γ-aminobutírico de tipo A, como modulador alostérico positivo aumentando el flujo de iones transmembrana lo que induce a un estado de inhibición neuroquímica (efecto ralentizador). Produce efectos similares a las benzodiazepinas y los barbitúricos, que actúan sobre el mismo receptor aunque en sitios distintos. Esta semejanza incluye el potencial adictivo, que también es similar.

La aplicación del Etanol para los productos del hogar

El etanol debido que se mezcla fácilmente con el agua y muchos compuestos orgánicos, de esa forma genera un disolvente que funciona de manera eficaz en productos ya mencionado con anterioridad. Como aditivo para los productos de limpieza, el etanol también puede aplicarse como conservador porque es eficaz en la anulación de los organismos que podrían representar un peligro para los consumidores.

 

El Etanol en la Industria

El etano es utilizado para la fabricación de pinturas, solventes, revestimientos, thinner, adhesivos y perfumes. Usado como combustible para mecheros, chimeneas, lámparas y samovares. El etanol también se puede utilizar para la limpieza de vidrios, muebles, equipos de oficina.

El Etanol como Aditivo alimentario

Como aditivo alimentario, el etanol puede ayudar a distribuir uniformemente la coloración de los alimentos, como también realzar el sabor de extractos de alimentos. Por ejemplo, el extracto de vainilla, un aromatizante alimentario común. Más allá de en bebidas y destilados, el alcohol se encuentra presente en algunos alimentos que forman parte de nuestro día a día.

El alcohol etílico o etanol es el resultado de la fermentación del azúcar al entrar en contacto con una serie de levaduras.

Las bebidas destiladas parten igualmente de una materia rica en azúcares de la cual se obtiene un mosto para su fermentación alcohólica, y posteriormente se realizan al menos dos destilaciones donde se recupera el Etanol obtenido y los compuestos volátiles que le propiciarán la identidad a la bebida. Una correcta destilación permitirá recuperar Etanol para un rendimiento adecuado, así como la diversidad y concentración correcta de compuestos aromáticos.

Sin embargo existen ciertos alimentos en el mercado que llevan alcohol, ya sea porque su receta lo contiene, si bien las cantidades de alcohol que presentan suelen ser ínfimas, es conveniente tener especial cuidado si somos alérgicos o si por cualquier otra razón tenemos que evitar por completo su consumo.

El vinagre procede de la fermentación acética del alcohol. Existen numerosos tipos y, aunque el más popular sea el de vino, también encontramos vinagre de vino, sidra, cava, jerez, arroz o balsámico, entre otros. En cuanto al de vino, puede tener una cantidad de alcohol residual del 0,5%, ya que la presencia del etanol garantiza que se mantenga la estabilidad del vinagre.

El etanol se encuentra presente de forma natural en las frutas muy maduras. Algunas frutas, como el plátano, la manzana, la piña, la uva, la pera, el higo y el melocotón, son fermentables debido al tipo de azúcares que contienen.

El Combustible y el Etanol

El etanol se emplea como combustible industrial y doméstico. Este  puede que sea obtenido bajo fermentación de azucares de cereales, maíz, desechos de papata,  entre otros. Este además contiene compuestos como la pirobitos exclusivamente a alcohol. Esta última aplicación se extiende también cada vez más en otros países para cumplir con el protocolo de Kyoto. Estudios del Departamento de Energía de Estados Unidos dicen que el uso en automóviles reduce la producción de gases de invernadero en un 85 %. Mezclado con alcohol metílico al 5% se usa como combustible de algunos mecheros para destilación y por eso se le llama alcohol de quemar.

En los últimos años el etanol surge como el combustible favorito en muchos niveles. Básicamente porque es una fuente de energía eficiente, limpia y económica.

El etanol en sí mismo tiene un octanaje de 113 y a diferencia de la gasolina, su composición química ya incluye oxígeno, lo que favorece una mejor combustión. En muchas ocasiones se utiliza como oxigenante de gasolinas, con lo que se reducen emisiones de hidrocarburos sin quemar y de monóxido de carbono. Sin embargo es cierto que la densidad energética del etanol es menor que la de la gasolina, esto quiere decir, que se obtendrán menos calor por quemar una gota de etanol que una de gasolina, sin embargo, la disminución de su costo hará que termines recorriendo más kilómetros con menos dinero. La gasolina mezclada con etanol, se utiliza en la mayoría de los países.

El Etanol al ser renovable y producido localmente, el etanol permite disminuir la dependencia del petróleo, lo que mejora la seguridad energética de los países. Esto es aún más importante para los países no productores de petróleo, dado que la mayoría de este se encuentra en zonas de alta inestabilidad política, como el Medio Oriente, y que la tendencia de los precios es continuar aumentando o manteniéndose elevados. Al mismo tiempo de ser un oxigenante de las gasolinas, mejora su octanaje de manera considerable, lo que ayuda a descontaminar nuestras ciudades y a reducir los gases causantes del efecto invernadero.

Al ser un aditivo oxigenante, el etanol también reemplaza a aditivos nocivos para la salud humana, como el plomo y el MTBE, el cual es un líquido inflamable de olor característico desagradable los cuales han causado el incrementado del porcentaje de personas afectadas por cáncer (MTBE) y la disminución de capacidades mentales, especialmente en niños (plomo). El octanaje del etanol puro es de 113 y se quema mejor a altas compresiones que la gasolina, por lo que da más poder a los motores.

El etanol actúa como un anticongelante en los motores, mejorando el arranque del motor en frío y previniendo el congelamiento. Aumenta el valor de los productos agrícolas de los que procede, mejorando así los ingresos de los habitantes rurales y, por ende, elevando su nivel de vida.

Cuando la mezcla tiene 10% de gasolina en su composición se le llama gasohol. El objetivo de mezclar estos combustibles, es contrarrestar el nivel de polución que dejan las emisiones de hidrocarburos al ambiente. El Etanol es un combustible eficiente, su fabricación es sencilla y no implica costes exorbitantes, puede ser usado en casi cualquier motor.

La producción de etanol representa grandes avances económicos para los países que lo fabrican, a diferencia de los hidrocarburos derivados del petróleo, que están localizados en determinadas regiones del planeta; por otro lado, recordemos que las regiones que no producen petróleo, invierten millonarias sumas de dinero en la obtención de este y de sus derivados. Tener la capacidad de producir combustibles orgánicos como el etanol representa un avance económico y energético en muchos niveles. El bioetanol puede producirse en cualquier país del mundo.

El Bio-Etanol es un combustible completamente ecológico que se obtiene a partir de la biomasa, el cual es un elemento renovable que se compone de restos de compuestos vegetales y orgánicos. Su mayor beneficio es que no es emite residuos contaminantes al ambiente, además de ser el bio-etanol un combustible que a su vez suele ser mucho más económico. Para que un vehículo pueda usar bioetanol, los motores deben ser modificados, para de ese modo aprovechar todo el potencial de este combustible.

En la actualidad el etanol se presenta como el combustible del futuro, debido a su eficiencia, precio y limpieza. Sin embargo, cuenta con muchos enemigos, que no están de acuerdo con este combustible, principalmente por los métodos que se usan para obtenerse.

Por lo que es necesario, que se busquen las maneras de producción adecuada que permitan el surgimiento del etanol como combustible del futuro y alternativa definitiva a los derivados del petróleo.

Este tipo de alcoholes son comercializados por Productos Químicos Chile donde puede ser adquirido este producto en todas sus presentaciones. Nos especializamos en distribuir y proveer productos químicos a todo el territorio nacional.

ismael.selman@gmail.com

Todos las Noticias
Abrir chat