Como hacer jabón de baño

jabon-personal

Que son los jabones, básicamente es una sal sódica o potásica, que es el resultado la reacción química que existe entre un álcali y un lípido, esta dicha reacción es denominada saponificación. El lípido puede ser de origen vegetal o animal. Los jabones por lo generalmente son solubles en agua, y son productos que básicamente por sus propiedades detersivas sirven para la higiene personal y para la limpieza de diversos objetos ellos se pueden encontrar en diferentes presentaciones como jabón en polvo, crema o líquido. Normalmente es un material sólido, sin embargo, esta forma el compuesto antes de estar en contacto con el agua.

La química moderna ha ido refinando las materias primas, así como la técnica, sin embargo, la creación de los jabones sigue siendo la misma, en donde un ácido graso se combina con una solución de agua y un álcali. Los ácidos grasos utilizado en materia prima del jabón son; aceites vegetales de coco, soja maíz, oliva, lino y algodón y aceite animales como; de pescado y grasas animales. Posteriormente estos ácidos son combinados con perfumes, cremas y colorantes para dale la vistosidad requerida al jabón.

La principal función de los jabones es de acción limpiadora con presencia del agua, sobre ciertas grasas esto debido a la estructura de las moléculas, las cuales tiene una parte liposoluble; es la parte que hace que el producto moje las grasas disolviéndolas y la otra parte hidrosoluble; es la responsable que el jabón se disuelva a su vez en el agua. El jabón el soluble al agua y las grasas por esta razón se permite que las grasas se diluyan de una manera más eficaz al estar el contacto de con el agua. Al momento de que el jabón se disuelva en el agua, disminuye la tensión superficial, lo que favorece la penetración de los intersticios de las sustancias a lavar.

Por otro lado los grupos de jabones hidrofóbicos se suele disolverse unos en otro, mientras que los del grupo de los hidrofílicos son orientado hacia el agua generando de esta manera un coloide, lo que quiere decir, un agregado de diversas moléculas, que a su vez están cargadas y se repelen mutuamente presentando una gran estabilidad, esto debido a que son coloidales.

Existen un sinfín de tipos de jabones con diferentes características, entre ellos podemos encontrar; jabón de Marsella; son jabones tradicionalmente a base de aceites vegetales específicamente del aceite de oliva. El jabón de castilla; en su fabricación también contiene aceite de oliva, agua y sosa tradicional. Jabón azul y blanco portugués; este tipo de jabones son producidos originalmente en Portugal y utilizado para el cuidado personal, el lavadoo de la ropa y la limpieza del hogar. Jabón de brea; es suave y emoliente tienen a tener un color y un olor característico al de brea, está realizado a base de aceite de oliva y en su composición contiene la brea de huella natural, al también se le suele añadir aceites vegetales emolientes y curativos. Jabón de coche; su fabricación es artesanal y cuya preparación contiene grasa animal o aceite de semillas, suele encontrarse en presentaciones de forma esférica de siempre se presenta en diferentes tamaños. El jabón para afeitar es creado especialmente para afeitar la barba o el vello corporal, su principal beneficio es la espuma que sale de él alcanzando una densidad cremosa que lubrica la piel durante el afeitado para mejorar el deslizamiento de la navaja o maquinilla protegiendo la piel de posible cortes o irritaciones, ellos por lo generalmente se fabrican en forma de barrita cilíndrica haciéndolo practico al momento de ser trasladado de un lugar a otro, la mejor ventaja de este tipo de jabones es la excelente lubricación que proporciona en comparación de los geles y espuma para afeitar. Jabón de Alepo; es un fabricado de aceite de oliva y sobre engrasado con aceite de laurel, las materias primas utilizadas para la fabricación de este jabón básicamente son las misma como el aceite de oliva pero de segunda presión e hidróxido de sodio, él se destaca por dar una sección de color verde, en donde destaca su densidad, tiene la particularidad que es hipoalergénico y el aceite de laurel le confiere ciertas propiedades antisépticas y es muy útil para el tratamiento del acné en las pieles jóvenes.

Por otro lado encontramos el jabón líquido; son sustancias químicas de gran poder en la eliminación de resto de suciedad en cualesquiera superficies. El jabón de aceite; se produce mediante el proceso de saponificación, el cual es un proceso químico, sin embargo este proceso no es tan sencillo ya que se debe mezclar por un lado el hidróxido con agua e ir añadiendo esta mezcla al aceite que ya está previamente filtrado, luego de este procedimiento se remueve la mezcla obtenida colocándola en un molde, para completar el proceso de la producción, el jabón obtenido debe pasar por la fase de curación y finalmente cuando ya se ha endurecido se desmolda, se corta en pedazo y se debe dejar curar en diferentes zonas que tenga una buena ventilación y frescura para así mantener la calidad del resultado. En la antigüedad este tipo de jabón se realizaba en los hogares y así se aprovechaban el aceite usado, sin embargo, con la creación de los productos industriales esto proceso fue desapareciendo.

Jabón de glicerina, tiene una base constituida netamente de glicerina, además de ella por lo general se utiliza colorante y aromatizante naturales que son los que le proporciona el color y el olor natural que caracteriza a este tipo de jabones, el suele utilizarse en las pieles grasas por tener un carácter determinado que tiende a cerrar las glándulas sebáceas. También es indicado para limpiar el acné, ayuda a lidiar los problemas de sequedad como la tirantez, picores y descamación por tener un poder realmente hidratante. Por último, tenemos el jabón amole; se obtiene mediante las plantas de un árbol, para obtener este jabón debe es cortando su pulpa colocándolas en agua para así producir la espuma, el suele ser utilizado para el lavado y el cuidado del cabello y para combatir la caída del mismo, debido a sus propiedades le proporciona una limpieza profunda.

El poder dispersante que contiene los jabones le da la gran propiedad de la eliminación de las partículas sólidas, que constituye a la suciedad manteniéndolas en suspensión, con la finalidad de poder ser arrastradas inmediatamente por el agua, durante el lavado.

Sin embargo los jabones han ido evolucionando en el tiempo en sus diferentes formatos y variedades y han ido diferenciando en sus estilos según sea la característica propia de cada piel en donde se aplique y sus necesidades específicas. Sea cual sea la forma y las características de los jabones cumplirán siempre la misma función de limpiar y eliminar las partículas de sucio, ellos limpian debido a las afinidades diferentes de los externos de las moléculas.

En Productos Químicos Chile, somos especialista en la venta y en la comercialización a nivel nacional de este producto, puedes conocer más sobre la amplia gama de productos disponible puedes comunicarte con nosotros a través de las vías de atención al cliente, número telefónico o vía e-mail.

Como se obtiene el jabón

En la actualidad existen dos maneras de obtener los jabones; principalmente el método que se produce por la saponificación directamente sobre la grasa, donde se hace reaccionar el álcali con la grasa obteniéndose de esta manera el jabón y la glicerina. Sin embargo, este método nos es muy recomendado, debido que a veces se torna difícil la separación del jabón de la glicerina. Por otra parte, tenemos un segundo método de extracción del jabón y se trata de producir primeramente la ruptura química que pueda existir en la grasa, para luego obtener la glicerina y los ácidos grasos. En ambo casos suele aplicarse colorantes, entre otros aditivos.

Cómo se usa el jabón

Los jabones funcionan como si fuera una batería con polos positivos y negativos, las moléculas de los jabones también tienen dos extremos de diferente afinidad. Una molécula de jabón interactúa con el agua, mientras que las cadenas son mezcladas con las grasas o diferentes aceites.

La química de un jabón puede disminuir la tensión superficial y con ellos se crea un efecto de emulsificación que es algo parecido a mezclarse.

El jabón cuando está en contacto con el agua tiene la capacidad de formar entre 100 y 200 micelas, esto quiere decir, que se crean asociaciones o conglomerados de moléculas que orientan a sus cabezas hacia la superficie del agregado molecular, mientras que las cadenas alifáticas quedan dentro. Las micelas creadas son partículas energéticamente estables, debido que los grupos están unidos mediante enlaces de hidrogeno de baja energía con las moléculas del agua circundante, mientras que los grupos afines a las grasas se orientan hacia el interior de la micela e interactúan con otros grupos que contienen características en común.

Los jabones limpian debido a las afinidades diferentes de los extremos de sus moléculas, la suciedad de la grasa por lo general no se eliminan fácilmente solo con agua, sino que el jabón posee una cadena larga de alifática o de hidrocarbonada sin carga que interactúa con las grasas disolviéndolas, una vez que la superficie este completamente cubierta por muchas moléculas de jabón se suele formar una micela con pequeñas gota de grasas en el interior, dispersándose fácilmente en el agua ya que está cubierta con carga o aniones carboxilato del jabón. La mezcla obtenida resulta ser de dos fases, dispersada en la otra forma de pequeñas gotas, se denomina emulsión, por lo que se dice que la grasa ha sido emulsionada por la solución jabonosa, y de esta manera en el proceso de lavado con un jabón, las grasas son eliminadas con el agua.

Fabricación de los jabones a nivel industrial

Para este proceso por lo generalmente las industrial suelen mezclar las materias primas con el agua hasta formar una pasta, luego realizan el proceso de la atomización lo cual consiste en la transformación de la pasta obtenida en el polvo, para esto suele cumplir una series de pasos como lo es; la pasta debe por un tubo de presión, entrando posteriormente en un torre, en donde se rociada con diversos aires calientes a concentración. Posteriormente estos aires evaporan el agua de la pasta formándose de esta manera el polvo, este suele ser más menos fino, sin embargo, esto va a depender con la presión de allá salido del tubo y el diámetro de los orificios del rociador. Existen diversos ingredientes que no pueden resistir a temperaturas calientes ni a humedades, por lo que se le agrega directamente al polvo, después de realizar el proceso de la atomización, posteriormente el polvo obtenido se remueve en un tambor que está en constate giración. Como procedimiento final, suele pasarse por un cedazo para separar las partículas demasiadas finas o gruesas. El jabón puede variar su composición y el método según sea el procedimiento de la elaboración.

Por lo general los jabones duros tienen un proceso de fabricación con los aceites y grasas que contiene en su composición un elevado porcentaje de los ácidos saturados, lo que se saponifican con hidróxido de sodio, y de esta manera cumplir con su función principal de lavar objetos y ropa.

Por otro lado los jabones blandos son producidos con producidos con aceite de lino, aceite de semilla de algodón y aceite de pescado, son saponificado con hidróxido de potasio, la mayoría de los jabones realizado con este método, son los jabones líquidos para la higiene personal.

De esta misma forma existen jabones de tocador, ellos son elaborados partiendo de aceites vegetales, así como el aceite de coco, palma y oliva, son sometidos a un proceso de refinación para eliminar cualquier resto que pudiera existir de sosa cáustica.

El principal distribuidor de jabones en Chile, es Productos Químicos Chile son especializados en la venta y comprar a nivel nacional, para conocer más de su amplia gama de productos puedes comunicarse a través de sus líneas de atención al cliente número o correo electrónico.

Productos Quimicos Chile

Todos las Noticias